Tamarindos Blog

Razones para visitar el Castillo de Peñíscola

¿Aún no has visitado el Castillo de Peñíscola?

¡Descubrirás un lugar mágico!

El Castillo del Papa Luna se sitúa en la zona más elevada del peñón que domina la ciudad, alcanzando una altura de 64 m sobre el nivel del mar. Los Templarios construyeron esta obra románica sobre restos de la antigua alcazaba árabe entre 1294 y 1307.

Una de las razones  es por su historia…

Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor que fue nombrado Papa por la obediencia de Aviñón con el nombre de Benedicto XIII de Aviñón, el llamado Papa Luna, convirtió el castillo en su sede pontificia.

El Papa Luna, una de las figuras hispánicas más universalmente conocida y a la vez controvertida, se trasladó en 1411 a Peñíscola convirtiendo su castillo en palacio y biblioteca pontificia.

Por su arquitectura…

Destaca en todo el conjunto la sobriedad y solidez de su construcción, tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias que realizaría más tarde Benedicto XIII (entre las que estuvo instalada una de las mejores bibliotecas del mundo). Pero, tal vez, el mayor interés arquitectónico del castillo se encuentra en la solución abovedada del Cuerpo de Guardia y en la austeridad y severa proporción de la Basílica de los Templarios.

Por sus rincones…

Por sus secretos…

Diversas leyendas esconde la ciudad en el mar. Una de ellas, cuenta que el Papa Luna construyó con sus propias manos y en una sola noche construyó una escalera que le permitiese acceder al mar.

Por sus calles…

Por sus vistas al mar…

Por ser escenario cinematográfico…

Varios rodajes se han realizado en el castillo como la película del Cid o Calabuch y series como Juego de Tronos o el Chiringuito de Pepe. Podrás conocer los diversos rincones del castillo que se utilizaron como escenario.

¡Y por muchas razones más que tú mismo descubrirás!

Más información aquí.

¡Reserva en Apartamentos Tamarindos y vive una experiencia única!